CRISTIAN PEREZ

La universidad del pueblo soberano Blogs.unellez.edu.ve weblog

  • Julio 2017
    L M X J V S D
    « Mar    
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  

La revolución bolivariana como dinámica histórica y proceso social, se desarrolla frente a múltiples retos y amenazas. Se desenvuelve en el contexto del sistema de organización social capitalista en su variante rentista, comprende un entramado de componentes de orden económico, político y sociocultural. En este último ítem, yace la comunicación. Esta es expresión de la cultura, entendiéndose esta como la totalidad en códigos, símbolos y formas, de nuestro imaginario, nuestra percepción del mundo y de las cosas.

En la comunicación yace la reproducción cultural y como diría Habermas, más allá de ser resumen de un entramado de signos y significados, es en esencia expresión de la interacción social. La comunicación es resumen de la sociedad y la sociedad es a su vez es resultado de la comunicación. En el marco del proceso histórico emprendido desde el chavismo como fuerza política y social en Venezuela, el tema comunicacional ha tenido muchas variables, muchas aristas y bastantes conjugaciones. Al referirnos a la “comunicación chavista”, resumimos todas las expresiones del amplio espectro comunicacional que va desde los medios oficiales hasta las expresiones de la comunicación popular, el entramado de códigos, símbolos y recursos de lenguaje que se han posicionado al calor de la comunicación política y de la propia dinámica social marcada por la diatriba, por la identidad de clase, por la subjetividad chavista, frente a todos los códigos del antagonismo antichavista.

Pero varias reflexiones se ciernen sobre esta realidad: ¿Por qué la comunicación chavista no termina de cuajar y luce comparativamente débil frente al andamiaje antichavista? ¿Por qué luce desperdigada frente al sólido bloque de la comunicación contrarevolucionaria? ¿Por qué incluso contando con ingentes recursos de diversa índole, la comunicación chavista sigue luciendo cuantitativa y cualitativamente en desventaja frente a los factores de la comunicación antichavista? ¿Hemos logrado amalgamar y cohesionar el discurso con propósitos tácticos y estratégicos de manera pertinente? ¿Significa la ausencia física del Comandante Chávez una dificultad para posicionar el lenguaje, el discurso y la subjetividad chavista en tiempos políticamente adversos? ¿A qué se debe la dispersión y los pobres niveles de pertinencia y asertividad que son apreciables en el hecho comunicacional chavista?

La cuestión del método

Hablando de la comunicación como proceso social, precisamente por estar sujeta a las leyes elementales de los procesos sociales esta se ha configurado alrededor de la subjetividad del chavismo, surge a la par de nuestra realidad política, y en gran medida el mismo Chávez la marcó, la orientó. Otros recursos y formas se han incorporado a ese tejido y progresivamente esta ha evolucionado acorde a las etapas, los momentos, las coyunturas. Casi siempre de manera reactiva y a veces siguiendo el compás impuesto por la contra, la comunicación chavista navega en un conjunto de adversidades que han podido estar originadas en la ausencia persistente de un método científico, que garantice el desarrollo de una política coherente de gestión comunicacional.

Veamos: La gestión comunicacional no se basa sólo en la gestión de recursos para comunicar, ni cosas que decir. Se basa en el desarrollo de un constructo polivalente para imponer códigos, lenguaje, ideas-símbolo y matrices, y más allá de ello, se basa en construir un entramado cultural. Allí está la debilidad fundamental de la comunicación chavista, enmarcada en su propia dinámica histórica. Vivimos tiempos de crisis sistémica, a 17 años de chavismo estamos en plena coyuntura de crisis orgánica, como nuestra sociedad capitalista no termina de morir, la sociedad socialista no termina de nacer, en consecuencia, los códigos y expresiones del imaginario capitalista de la comunicación no terminan de morir y la culturalidad y la subjetividad de amplio espectro del imaginario chavista no terminan de posicionarse en la sociedad de manera profunda. La debilidad que impide el salto (al menos en el hecho comunicativo-sociocultural) está en la falta de reconocimiento de este proceso histórico, lo cual infiere que el problema es de método.

Es decir, la comunicación chavista se ha desarrollado de manera espontánea. Planificada espasmódicamente, pensada por partes, pero casi siempre desarrollada de manera desperdigada, está caracterizada por niveles de dispersión enormes que se agravaron incluso luego de la partida física de Chávez, quien por cualidades innatas y por el auge de medios públicos y comunitarios, centralizó la atención, posicionó el lenguaje, desarrolló los códigos y dio parto desde su propia presencia a un discurso envolvente. Dada la ausencia perenne de método y ahora por la ausencia de Chávez, el vacío es considerado por muchos como notable.

Aclaremos. Hablar de ausencia de método no es hablar de ausencia de metodologías, uso de herramientas, uso de recursos y empleo de estrategias, pues estas existen y están en pleno desarrollo multifactorialmente desde el chavismo. Es decir, los medios públicos están en labor permanente, los medios sociales comunitarios también, hay medios alternativos, hay individualidades comunicando, en fin, hay formas de hacer las cosas en curso. Al hablar de la ausencia de método, nos referimos a la ausencia de una sola estructura que centralice, diagnostique, diseñe y desarrolle, los procesos inherentes a la gestión comunicativa desde una perspectiva científica, polivalente, analítica y políticamente pertinente.

Dicho de otra manera: a los fines de eficientar el empleo de recursos disponibles hoy en el actual andamiaje de la comunicación chavista, lo que hay que afinar es el tino, “es decir, la puntería”, en palabras de Alí Primera. La comunicación tiene que pensarse y desarrollarse de manera más rigurosa. Es multifactorial, la componen muchos actores, debe basarse en el análisis de entorno, en la visualización y previsión de coyunturas, debe ser participativa, debe ser rigurosamente analítica, transdisciplinar, debe pensarse semiológicamente y basarse en el análisis de discurso, debe diseñarse diagnosticando la realidad, deben delimitarse sus alcances, debe ser sistémica. Entre muchas otras cosas.

Hablemos de redes sociales y nuevas tecnologías de las comunicaciones.

¿Qué tal nos vendría desarrollar una experiencia piloto de comunicación sistémica en redes sociales y nuevas tecnologías? Asumamos que estamos en el preámbulo de nuevos tiempos, donde tendrá lugar un desplazamiento de los viejos recursos de la comunicación de masas. Al día de hoy internet marca la pauta en acceso a todo tipo de información, cada vez más consumidores de la red reciben datos desde ella, retroalimentándola al mismo tiempo. Es esa la enorme distancia que hay entre nuestra cibersociedad a la del Homo Videns, o la sociedad radio receptora, o teledirigida por TV como la llamaba Giovanni Sartori.

Es decir, las nuevas tecnologías de la comunicación e información (TIC´s) marcan la pauta y en ellas yacen las redes sociales. El sociólogo Manuel Castells las define como “redes electrónicas autodefinidas de comunicación interactiva, organizadas en torno a un interés o propósito compartido, aunque a veces la comunicación se convierte en sí misma en la meta”. Para David Caldevilla “las Redes son formas de interacción social, definida como un intercambio dinámico entre personas, grupos e instituciones en contextos de complejidad. Un sistema abierto y en construcción permanente que involucra a conjuntos que se identifican en las mismas necesidades y problemáticas y que se organizan para potenciar sus recursos”.

Esas definiciones pueden ser un tanto ingenuas. Hay quienes afirman que aunque la acción comunicativa de las redes tiene mucho de espontaniedad, no es tal cosa. Jurgen Habermas ha señalado que: “Internet genera una fuerza centrífuga. Libera una ola anárquica de circuitos de comunicación altamente fragmentados que raramente se solapan. Por supuesto, la naturaleza espontánea e igualitaria de la comunicación ilimitada puede tener efectos subversivos bajo regímenes autoritarios. Pero la propia red no produce esferas públicas. Su estructura no es apropiada para centrar la atención de un público disperso de ciudadanos que se forman opiniones simultáneamente sobre los mismos temas y las contribuciones que han sido estudiadas y filtradas por los expertos”.

La afirmación de Habermas se basa en que internet y las redes sociales distan mucho de la espontaneidad aunque la tengan. Hablamos de comunidades agrupadas por temas, que ya han sido definidos, estudiados y filtrados por laboratorios enmarcados en actos articulados de manejo de la masa de usuarios. Es decir, aunque en las redes la gente reciba información, interactúe y retroalimente, su comportamiento aparentemente espontaneo está ya enmarcado en temas diseñados y posicionados por actores y situaciones claves.

Cada vez es más importante el lugar que toman las redes sociales y las TIC´s en el constructo de nuestro hecho comunicativo. Cada vez posicionan más información, más códigos. Cada vez imponen más sus símbolos. He ahí que la sinergia del hecho comunicativo en redes viene a tener una ponderación más importante en nuestra subjetividad, comienzan a influir en nosotros y a desarrollar una interculturalidad profunda. Los grupos etareos más jóvenes son cada vez más influidos por las redes.

La situación de la comunicación chavista en las redes y TIC´s, con sus propias aristas, se parece a la situación de la comunicación chavista en otros ámbitos como la TV o la prensa escrita. El chavismo lidia contra cañones enormes, plataformas, actores y usuarios bien posicionados del antichavismo. Pero cierto es también que los niveles de desventaja no son tan grandes y la situación no es desalentadora.

Ciberpolítica 2.0 y tecnopolítica

Antoni Gutierrez-Rubi define la política 2.0 como “hacer política a través de redes sociales, pero a través de una estrategia, se debe vincular al internet con la gente y se debe diseñar formas de llegar a la gente y generar opinión pública”. Este concepto dista mucho, no debemos confundirlo con el de “gobierno electrónico” o el de “e-política” que podrían considerarse aquellas estrategias de gestión pública que se desarrollan a través de Internet. Como personalizando en redes el contacto con la gente “La política 2.0, está relacionada con la aplicación de blogs y redes sociales al mundo político, es la herramienta que promueve y sustenta la participación e interacción entre votantes y políticos. Con esta aplicación a la política, los votantes opinan y son escuchados.”

Ahora bien, más allá de una conjugación lineal entre funcionarios y público, en Venezuela la política en redes está signada por un sinnúmero de usuarios que no representan un cargo público y que interactuando, posicionan matrices, establecen formas de opinión y aglutinan y segmentan grupos de interés. Lo que indica que el concepto elemental de política 2.0 es insuficiente para definir el entramado de la política digital venezolana, que va mucho más allá de actores-funcionarios e instituciones, frente a un electorado. El estudio de la cuestión de redes en Venezuela debe ser de amplia gama, es decir, tecnopolítico. Debe reconocer multifactorialmente las realidades del hecho comunicativo en estas plataformas y así conjugar la oportunidad, la pertinencia y los recursos, en base a formas participativas de desarrollo de la gestión comunicacional en redes y TIC´s.

La propuesta “Entreverao-Tecnopolítica”

Esta es una propuesta de método para cohesionar una estrategia nacional de gestión comunicacional en redes. Es un plan estratégico de comunicación sistémica. Es decir, una propuesta formulada en base a la necesidad de construir colectivamente un método sistémico y tecnopolítico que permita eficientar el uso de recursos actuales, responder pertinentemente a los temas y situaciones-amenaza en redes, posicionar lenguaje, posicionar discurso, posicionar símbolos y en definitiva, propiciar la profundización de la subjetividad chavista, pues toda lucha en el plano de la comunicación es una lucha por la cultura, por la subjetividad.

La propuesta es simple: Se basa en la creación de un comando nacional intersectorial que centralice, diagnostique, analice y oriente, de manera polivalente (en varios niveles y en diversidad de situaciones), la labor del entramado comunicacional en redes y TIC´s de las fuerzas revolucionarias venezolanas (oficiales y no oficiales) en articulación con aquellas fuerzas y actores aliados en la red global y que estén fuera de nuestras fronteras. Tal espacio tecnopolítico debe imponer el empleo de la rigurosidad científica, el empleo de la semiología, la cuantificación de usuarios, la focalización en el uso de estrategias y la orientación de recursos, actores y comunidades de usuarios en favor de temas, principios, informaciones y elementos de discurso que deban posicionarse en amplio espectro en las redes y espacios de comunicación digital.

Dicho de otra manera, hay que superar la lógica de las etiquetas como fin y no como instrumentos de posicionamiento. Hay que superar la dispersión de los múltiples actores en redes. Hay que superar la imposición del sólo discurso oficial-institucional en redes. Hay que superar la lógica de la informalidad y reconocer los peligros de actores posicionados empleando su canal de manera impertinente. Hay que superar los rezagos de la comunicación chavista en espacios digitales para convertirla en una sinergia transformadora y esto sólo es posible con direccionalidad y método.

Necesario es construir una propuesta participativa para analizar con pericia en tiempo real, la comunicación en redes en tiempo real. Para responder frente al antichavismo en tiempo real. Sólo la direccionalidad, la cohesión y el método hacen posible tal propósito.

La realidad venezolana evidencia signos del desarrollo de una guerra no convencional en Venezuela. Hay muchos frentes de asedio abiertos en simultáneo. En el ámbito de las comunicaciones, tanto en las tradicionales como en las TIC´s, los ataques de los actores adversos a la revolución bolivariana han sido muy duros y nos han generado daños brutales en los últimos dos años. Aunque desde las instancias de dirección política del chavismo se han creado algunas alternativas para favorecer el trabajo en ese terreno, los niveles de desinformación dentro y especialmente fuera del país sobre la coyuntura venezolana son alarmantes. Es tiempo de diseñar, organizar y consolidar una sola propuesta de cohesión estratégica y táctica.

Estamos en medio de circunstancias duras, álgidas, de gran intensidad y de gran calado en el devenir nacional. Pero más grave aún, podríamos estar en el preludio de circunstancias de mayor conmoción a la estabilidad nacional, lo cual va a demandar un uso más pertinente de nuestras plataformas y recursos disponibles en las TIC´s. Debemos asumir esas coyunturas con oportunidad, con pertinencia, con rigor en el análisis del entorno y del lenguaje, para así actuar eficazmente en el terreno, orientando a los actores, a los usuarios, para posicionar temas y superar la lógica de asumir que debemos exclusivamente defendernos en la guerra y no ganar la guerra. En tiempos de probable conmoción, las vías de las nuevas tecnologías serán las más expeditas para comunicar dentro y fuera del mundo la versión chavista, para eso deben estar articuladas al unísono todas las formas oficiales y no oficiales. Para explicarlo en términos más sencillos pero no por eso más amables: Si asumimos que contra la revolución bolivariana hay ya una guerra de cuarta generación montada, debemos asumir la dirección de nuestros recursos, nuestras armas y nuestros combatientes, desde esa premisa.

Esta propuesta naciente parte de la iniciativa del equipo promotor “Entreverao Tecnopolítica”, pero necesariamente debe ser participativa e inclusiva de las diversas visiones. Debe ampliarse revolucionariamente, debe concretarse intersectorialmente desde varias plataformas gubernamentales y no gubernamentales. Este documento de conocimiento público es un abreboca de un riguroso trabajo de investigación en desarroollo, que propone el diseño de una estrategia nacional acorde a la gestión comunicacional participativa en redes.

Equipo Promotor:

* Cristian Pérez O-  Coordinador de Forocandanga -Barinas, Trinch3ra Revolucionaria.(@nirvanassss)

* Franco Vielma – Colectivo COMUN

*Anais Rodriguez – Colectivo Forocandaga (@anat5)

* Adriana Méndez – Colectivo Forocandaga (@gariej)

*Oglis Ramos -Analista internacional y articulista.

*Raquel Narbona

Colectivos, organizaciones e individualidades que se adhieren al presente documento:(EntreveraoTecnopolitico@gmail.com)

–        Colectivo Casa del Costurero -Mérida.

–        Celso Lista. – Movimiento Bolivariano de la Patria Grande

–         Joaquín Rondón -La Guaratara -Radio y TV ( Barinas)

–        Juan Carlos N. Hernandez – Medios Libres  ( Carabobo)

–        Yamila Castillo

COMUNICADO UNELLEZ (ESTADO SOCIAL DE DERECHO Y DE JUSTICIA)

Posted by cristianp on Octubre 24, 2016 under General

Comunicado de las autoridades de la Unellez ante la situación nacional..  comunicado-unellez-estado-social-de-derecho-y-de-justicia

CRITICA Y AUTOCRITICA CON CHÁVEZ.

Posted by cristianp on Febrero 4, 2015 under NIRVANA-Articulos de Opinion

CRITICA Y AUTOCRITICA CON CHÁVEZ.

NIRVANA

*Cristian Pérez Ozoria.

“La autocrítica debe ser para revisar, para rectificar y para reimpulsar siempre la revolución por dentro de ella misma”.

                                                                                                                                          Hugo Chávez Frías

Habitualmente reviso las diversas páginas y agencias de noticias, y en horas del medio día del pasado Miércoles 18 mientras leía el documento del profesor Jorge Giordani titulado Testimonio y responsabilidad ante la historia  www.aporrea.org/ideologia/a190011.html diversos mensaje y llamadas recibía sobre dicho documento; el cual hasta la presente ha despertado una serie de reacciones y repuestas de las mas diversas expresiones, matices y niveles; al finalizar la lectura del documento sentí la misma sensación ante el pronunciamiento del TSJ cuando declaro que no hubo golpe en el 2002 y rápidamente se disipó recordando la repuesta del Comandante Chávez y su mensaje al pueblo. En estos momento  por ética revolucionaria me siento obligado a expresar mi punto de vista sin emitir juicios de valor como se caracteriza esta columna desde sus inicio aquel 1999 pasando por duros acontecimiento de la historia de Venezuela como el mismo golpe de estado en el cual denuncié por esta columna mientras muchos líderes se deslindaban del proceso revolucionario, si no lo cree acérquese al periódico (en el cual escribo) y revise los archivo de aquel 15 de Abril del 2002; lo digo, sencillamente porque siempre he plasmado mi opinión desde mi constante formación por un mundo mejor.

En los grandes momentos los revolucionarios no ponemos a prueba, y este sin duda es un momento de esos  de los cuales el presidente Chávez nos alertó y nos pidió mucha unidad; Empero, muchos artículos por encargos unos, otros viscerales, algunos institucionales y otros de reflexiones que seguiremos analizando, en lo particular no terminan de reflejar el sentir colectivo de  luchadores sociales y revolucionarios, sencillamente porque en esta gran discusión debe estar como guía orientadora nuestro eterno presidente Hugo Chávez Frías ¿en una circunstancia como esta qué hubiera hecho el comandante? Es la principal pregunta generadora que todo chavista debe hacer antes de sumarse  a las tres tendencias que se dejan leer cuando clasificamos cada artículo sobre el documento de cara a la crítica, autocrítica y sus respectivas referencias  de Hugo Chávez  www.minci.gob.ve/wp…/03/pensamientos_de_chavezcoweb.pdf

En octubre del año 2000 Sabaneta de Barinas presenció a dos comandantes de la América Latina Juntos: Fidel Castro y su hijo Hugo Chávez… en dicha visita Fidel públicamente  manifestó: “ Chávez tú no puedes ser el Alcalde de toda Venezuela ” “son ‘los representantes del poder popular los encargados de resolver los inconvenientes más cotidianos”, otro hecho de la historia que hilvanamos de Fidel es la crítica que hace Cuba a través del Che a la antigua Unión Soviética y lo importante de construir un socialismo propio para los Cubanos, el desenlace todo lo conocemos y el papel que jugó Mijail Gorbachoov, sin alusiones a nadie ,es el momento  de profundizar el análisis y el debate sin interpretaciones acerca de lo que dijo o expresó el comandante…usted amigo lector lea , escuche y oiga directamente los diversos libros, audios y videos para que pueda construir su propia opinión y contribuir con el proceso revolucionario, el cual está en plena construcción y por eso se llama proceso.

En este proceso donde todos tenemos que hacer práctica cotidiana la crítica y autocrítica  con Chávez, traigo a colación un hecho de la periodista e investigadora Vanessa Davies con respecto a unas denuncias de derechos humanos y cómo el comandante Chávez abordó dicha situación el cual se relata en el articulo Quien más que Chávez sabí­a aceptar la critica y la autocritica – Por: Alfonso Méndez Morán  del 22 de enero del año en curso. Relatos como estos seguramente usted conoce y todos vimos la manera de canalizarlo del comandante Chávez el cual expresaba: “Es muy buena la autocrítica y la autocrítica debe llevarnos a colocar en la balanza las cosas”. “Todo revolucionario debe ser un profundo autocrítico”. “¡Que viva la crítica! ¡Que viva el pensamiento crítico!”. “La crítica no tiene sustitutos y es indelegable”. “Bienvenidas son las críticas y el alerta”. Éste último pensamiento no recuerda que el enemigo asecha y no podemos descuidarnos, por un lado la oposición anacrónica y por otro los imperios capitalistas que siembran división para la estocada final; una señal contundente es la calificadora de riesgo Merryll Lynch que expresa satisfacción por la salida de Giordani del gobierno, al que califica como  “marxista radical” dentro del gobierno de Maduro. Esta declaración es más grave que el mismo documento, en este sentido humildemente tenemos muchos materiales audiovisuales que pueden ayudar en la construcción colectiva de la revolución colocando a Chávez en el centro de la direccionalidad política. Porque Chávez es una ideología que tenemos que comenzar a transversalizar en todos los escenarios del país.

@nirvanassss

nirvanassss@hotmail.com

*Lic. Cristian Pérez Ozoria
Sociólogo del Desarrollo

                                                   

                                          Nirvana

Reivindicando la política (P) en todos los espacios

                                                      *Cristian Pérez Ozoria.

Perogrulladamente Hugo Chávez reivindico semánticamente la política llevándola a la cotidianidad mediante el ejemplo diario en pensamientos, palabras y acciones; logrando hasta el presente que nuestro país tenga una cultura política que científicamente se tendrá que medir con indicadores frente a otros países en diversos continentes, lo que permite interpretar el comportamiento del Venezolano frente las vicisitudes socioeconomica. ¡Es triste! En otros países y continentes el pensamientos y el ejemplo del comandante Chávez trasciende como el caso de Grecia cuando se observa un afiche del comandante en la celebración del triunfo de la coalición; el balance que se pueda hacer sobre el crecimiento y desarrollo en Bolivia y Ecuador, así como la clase magistral del presidente del Uruguay Pepe Mujica en la CELAC nos recuerda en cada palabra a nuestro presidente Chávez. Ovacionado por todos los ciudadanos que seguíamos cada intervención de los mandatarios, la Clase magistral de Pepe Mujica hace una reflexión sociopolítica y nos habla sobre la incapacidad, desacuerdo…. el consumismo alentando por las transnacionales de la comunicación.. la corrupción y les recuerda a todos que “a la política no se debe entrar para hacer negocio sino para comprometerse con la gente ”palabras de un Chavista Latinoamericano.

El panteón nacional y el cuartel de la montaña tienen dos similitudes y dos reflexiones a lo largo del tiempo que se encuentra en el presente, como es que reposan los restos de los próceres en el Panteón y en el cuartel de la Montaña el Chávez que cada uno podamos definir pero para mí es inefable ya que su grandeza lamentablemente muchos no la ve, reconocen y están consiente; como a Bolívar que lo visitaban al panteón como dice Ali Primera…. a nuestro comandante mas allá de “visitarlo “en el panteón tenemos que reivindicar su legado, trascendiendo con su ejemplo vivo en cada palabra, acción, obra y reflexión en las planificación y ejecución del plan de la patria operativamente en cada acción concreta que en ocasión por simple que sea se torna más compleja.

En este momento los luchadores sociales y algunos políticos en su reflexiones profundas tendrán que preguntarse “en esta situación que haría el presidente Chávez” paras logras excitar las neurona y pensar como Chavista para darle repuestas a las demandas económicas y sociales con principio y ética revolucionaria. Imagínese amigo lector que logremos definir la “ Metodología Chávez” a raíz del análisis de todos los discursos, intervenciones, libros, entrevistas y anécdotas que todos podamos convalidar, es decir, registrada públicamente para su rigurosidad científica y sociopolítica, una humilde idea que orientaría el debate político en el país, de lo contrario en el futuro inmediato todos los partidos políticos y movimiento sociales se encontraran con el gran Chávez hecho pueblo-conciencia que trascenderá y en ese momentos los politiquero dirá ese era el Chavismo que no entendimos mientras otros dirán ..y pensábamos que era exclusivo del partido de gobierno… como corolario le puedo decir amigo lector que es hora de interpretar y emular al comandante Chávez con acciones concretas..Tarea pendiente que muchos “políticos” revolucionarios y de oposición tienen en la agenda…no se sorprenda así es, politologicamenete poco comprende esa realidad y están en esa búsqueda…

@nirvanassss

nirvanassss@hotmail.com

*Lic. Cristian Pérez Ozoria
Sociólogo del Desarrollo


Frei Betto: Educación crítica y protagonismo cooperativo

Posted by cristianp on Enero 30, 2015 under General

Conferencia especial del teólogo y escritor brasileño Frei Betto en Pedagogía 2015.

30.01.2015

Por: contextolatinoamericano.com

La educación escolar tiene un papel fundamental en el proceso de transformación social. A semejanza de la política y la religión, la educación sirve para liberar o alienar; despertar protagonismo o favorecer el conformismo; propiciar en los educandos una visión crítica o legitimar el status quo, como si fuera insuperable e inmutable; promover una praxis transformadora o sacralizar el sistema de dominación.

En estos inicios del siglo XXI, la educación escolar difiere mucho de la que predominó en el siglo XX. Hoy en día, nuestra vida cotidiana se ve invadida por nuevas tecnologías que nos brindan, en tiempo real, informaciones capaces de incidir en nuestra forma de vivir y de relacionarnos (ciberespacio, relaciones virtuales, crisis de las ideologías libertarias, nuevos perfiles familiares y sexuales, monopolio y manipulación de la información, etc.).

Como vivimos un cambio de época y navegamos entre la modernidad y la posmodernidad, estamos amenazados por una crisis de la identidad teórica. El instrumental teórico que tanto nos confortaba e incentivaba en el siglo XX, y que nos parecía tan sólido, se desplomó con el Muro de Berlín. Al contrario de lo que pregonaban los manuales de vulgarización del materialismo histórico, la historia retrocedió en Europa del Este.

Setenta años de socialismo en Rusia no fueron suficientes para formar los tan anhelados hombres y mujeres nuevos, dotados de inquebrantables valores éticos, disposición revolucionaria y menosprecio a las seducciones del capitalismo. Hoy Rusia es uno de los países más corruptos del mundo, y en él impera una brutal desigualdad económica.

¿Qué faltó en la Unión Soviética? Faltó una educación que, más allá de la escolaridad, de la transmisión cultural del país y de la humanidad, inculcara en los educandos una visión crítica de la realidad y un protagonismo social transformador.

De hecho, en muchos de nuestros países, capitalistas y socialistas, la educación escolar se ha convertido en una prisión de la mente, donde las disciplinas curriculares se repiten sucesivamente, con vistas a la calificación de la mano de obra destinada al mercado de trabajo. No se ha reflexionado sobre la prioridad de formar ciudadanos y ciudadanas revolucionariamente comprometidos con el proyecto social emancipador.

Vivimos hoy una era de impasse con respecto al futuro emancipado. Estamos en el limbo del proceso libertario. Los movimientos, grupos y partidos de izquierda, cuando existen, parecen perplejos en lo que toca al futuro. Muchos ceden a la fuerza cooptadora del neoliberalismo y cambian el proyecto de liberación social por el mero usufructo del poder, aunque eso implique traicionar las esperanzas de los oprimidos y los fundamentos teóricos que originaron esas fuerzas sociales y políticas.

La hegemonía capitalista ejerce un poder tan avasallador que muchos abdican del propósito de construir un nuevo modelo civilizatorio. Poco a poco, como si se tratara de un virus incontrolable, el capitalismo se impone en nuestras relaciones personales y sociales. Nos vamos adhiriendo a la creencia idolátrica de que “no hay salvación fuera del mercado”. En la esfera personal, abandonamos nuestra ideología libertaria a cambio de una zona de comodidad que nos permite acceder al poder y la riqueza, lo que nos libra de la amenaza de integrar el contingente de 2,6 miles de millones de personas que sobreviven hoy con un ingreso diario inferiores a los 2 dólares.

Formación de conciencia crítica y de protagonistas sociales

La educación crítica es nuestro gran desafío en este mundo hegemonizado por el capitalismo neoliberal. Su principio es no formar meros profesionales calificados, sino ciudadanos y ciudadanas que sean protagonistas de transformaciones sociales. Por eso trasciende los límites físicos de la escuela y vincula a educadores y educandos a movimientos sociales, sindicatos, ONG, partidos políticos; en fin, a todas las instituciones que realizan actividades de transformación social. La educación crítica solo se desarrolla en sintonía con los procesos reales de emancipación en curso y las reflexiones teóricas que los fundamentan.

La educación que busca la formación de conciencia crítica y de ciudadanos militantes comprometidos con la transformación social debe tener en cuenta la intercalación de tres tiempos: el tiempo de las estructuras (más largo); el tiempo de las coyunturas (más inmediato y factible de cambiar a mediano plazo); y el tiempo de lo cotidiano (en el cual vivenciamos el conflicto permanente entre la satisfacción de nuestros intereses personales y la conciencia de las demandas altruistas, que nos exigen ser para los demás, o simplemente, ser capaces de amar).

El tiempo de las estructuras debe ser objeto de la educación escolar. Es él el que nos remite a la historia de la historia, a los grandes procesos sociales con sus avances y retrocesos, a los triunfos y las derrotas, a las virtudes y las contradicciones.

Mientras más conscientes son educadores y educandos del tiempo estructural, más se contextualizan y se entienden a sí mismos como herederos de una historia que avanza, en medio de dificultades, de la opresión a la liberación.

Tener conciencia del tiempo de las estructuras es tener conciencia histórica y no dejarse ahogar en el mar de contradicciones de los tiempos coyuntural y cotidiano. Cada uno de nosotros es un pequeño eslabón en la vasta corriente del proceso social. Solo si tenemos conciencia de la amplitud de esa corriente comprendemos la importancia del eslabón que somos. Una educación que no se abre al tiempo de las estructuras corre el grave riesgo de ser cooptada por la estructura mundialmente hegemónica.

El tiempo de las coyunturas es el de los cambios cíclicos que producen inflexiones en las estructuras, aunque sin alterarlas sustancialmente. Es la acumulación de coyunturas la que influye en el cambio del tiempo de las estructuras. El gran desafío consiste en saber cómo comportarse en determinada coyuntura para mejorar o transformar la estructura. La coyuntura es el presente, el aquí y ahora, mientras que la estructura, que condiciona las coyunturas, no es fácilmente perceptible, a menos que se tenga conciencia histórica para poder encuadrar la parte en el todo, el detalle en el conjunto, el presente en las causas del pasado y en las alternativas de futuro.

El tiempo de lo cotidiano es el del día a día, en el cual transitamos o tropezamos, movidos por ideales altruistas, solidarios, y, a la vez, atraídos por las seducciones del acomodo y el individualismo. Es en el tiempo de lo cotidiano que la educación actúa, permite una comprensión crítica de la coyuntura y despierta el imperativo de comprometerse con la transformación de la estructura.

Vivimos inmersos en ese tiempo cotidiano, muchas veces movidos por utopías libertarias y, al mismo tiempo, desanimados al percatarnos cada día de que la materia prima del futuro es humana, siempre frágil, ambigua y contradictoria.

La formación de conciencia crítica y protagonismo social es resultado de un proceso pedagógico que intercala los tres tiempos para evitar que nos perdamos en un idealismo cuyo discurso no se adecua a la realidad, o en la mezquindad de un cotidiano que no siempre refleja los valores en nombre de los cuales lo asumimos. Ese es el caso de los militantes supuestamente revolucionarios que hacen de su función de poder un nicho de acomodo burgués y provecho personal. Y ello se aplica al director de la escuela, al obispo de la iglesia, al gerente de la empresa, etc.

Es importante tener siempre presente que nuestro cotidiano transita bajo la hegemonía de un determinado proceso civilizatorio, el de la burguesía europea, y de un único sistema económico globalizado, el capitalista, aunque vivamos en un país socialista.

Por tanto, nuestro tiempo cotidiano debe aspirar a incidir en el tiempo coyuntural para poder modificar el tiempo estructural global. Para eso no bastan los principios teóricos y las prácticas colectivas. Es preciso que a los principios y las prácticas los oriente una ética que tenga en su centro los derechos de los pobres, los oprimidos y los excluidos. Sin esa alteridad amorosa, todo proyecto emancipatorio o revolucionario corre el riesgo de congelarse, aprisionado por sus propias estructuras de poder, emitiendo un discurso desvinculado de la práctica, abriéndole paso a la esquizofrenia de crear en el imaginario colectivo, en nombre de la emancipación, la expectativa de un futuro burgués para cada ciudadano y ciudadana…

Comparados con el tiempo veloz de los aspectos coyunturales y el tiempo aparentemente caótico de lo cotidiano, los cambios estructurales son lentos, procesuales, y solo se pueden evaluar debidamente sus avances cuando se ponen lado a lado las conquistas del presente con los atrasos del pasado.

De la educación individualista a la educación cooperativa

Desde Marx hasta la Teología de la Liberación, todos sabemos que no existirá emancipación plena sin la superación del sistema capitalista. Una educación crítica y liberadora no debe perder de vista esa meta. Debe despertar en los educandos una visión crítica que no se limite a consignas repetitivas, que más que profundizar la razón exacerban la emoción.

Aunque se viva en un país socialista como Cuba, todos estamos sometidos a la hegemonía del pensamiento único neoliberal y de la economía capitalista centrada en la apropiación privada de la riqueza. El neoliberalismo, como un virus que se propaga casi imperceptiblemente, se introduce en los métodos pedagógicos y las teorías científicas, en resumen, en todas las ramas del conocimiento humano. Así, instaura progresivamente ideas y actitudes que fundamentan la ética de las relaciones entre los seres humanos y entre los seres humanos y la naturaleza.

En la lógica neoliberal, la inclusión del individuo como ser social se mide por su inserción en el mercado como productor y consumidor. La posesión de mercancías revestidas de valor determina las relaciones humanas. Es el fetiche que denunciara Marx. Esa inversión de la relación –según la cual la mercancía tiene más valor que la persona humana, y la persona humana es valorizada en la medida en que hace ostentación de mercancías de valor–  contamina todo el organismo social, inclusive la educación y la religión, como denunciara el papa Francisco el 22 de diciembre de 2014 al señalar las “15 enfermedades” que corroen a la curia romana.

De ello se deriva una ética perversa que subraya como valores la competitividad, el poder de consumo, los símbolos de riqueza y poder, la supuesta mano invisible del mercado. Esa perversión ética debilita a los organismos que fortalecen a la sociedad civil, como los movimientos sociales, los sindicatos, las asociaciones barriales, las ONG, etc. El patrón que se debe adoptar ya no es el de la alteridad y la solidaridad, sino el del consumismo narcisista y la competitividad.

¿Cómo superar hoy ese patrón de vida capitalista que, si no rige nuestro estatus social, muchas veces predomina en nuestra mentalidad? En eso a la educación le corresponde el papel preponderante. Entre otras cosas, porque la actual coyuntura no es proclive a los cambios estructurales por la vía del “asalto” al aparato del Estado. Eso no significa, como supone cierta parcela de la izquierda, que las revoluciones son hechos irrepetibles del pasado y, por tanto, ya no hay alternativa sino adaptarse al nuevo “determinismo histórico”: la hegemonía del mercado.

La historia demuestra que han ocurrido cambios estructurales significativos sin un “asalto” al Estado, como fueron el paso del esclavismo al feudalismo y del feudalismo al capitalismo. Hoy, una de las armas más poderosas para superar el capitalismo es una educación crítica y cooperativa, capaz de crear nuevos parámetros de conocimiento y promover nuevas praxis emancipadoras.

Es mediante la educación que se moldean las subjetividades que le imprimen significado a los fenómenos sociales. Con frecuencia sucede que se vive un antagonismo entre lo microsocial (pautado por la subjetividad) y lo macrosocial (pautado por las estructuras). En Cuba se encuentra un buen ejemplo: en la década de 1950, un grupo de jóvenes revolucionarios (microsocial) se hizo consciente, gracias a la educación política (subjetividad) de la importancia de modificar la estructura del país (macrosocial). Hoy Cuba es un país de estructura socialista, pero no todos los cubanos disciernen lo que eso significa, y algunos sueñan con disfrutar, bajo el socialismo, de un estilo de vida capitalista (microsocial).

La educación crítica y cooperativa es capaz de superar ese antagonismo al formar protagonistas o militantes que reproduzcan las bases materiales y espirituales del socialismo, cuyo sustento es la solidaridad.

Para ello, es necesario que la educación sepa situar a educadores y educandos en relación con el pasado y el futuro. Ello solo es posible a partir del aquí y el ahora, del presente. Es nuestro modo de pensar y actuar en el presente lo que resignifica nuestra manera de encarar el pasado y el futuro.

La educación tiene el poder necesario para destronar una racionalidad dominante e introducir otra, siempre que no sea meramente teórica y se vincule a procesos efectivos de producción material de la existencia. Resulta siempre oportuno recordar la observación de Marx de que no nos diferenciamos de los animales por nuestra capacidad para pensar (tal vez las abejas, por ejemplo, posean una lógica algebraica más depurada que la nuestra…), sino por la capacidad de reproducir nuestros medios de subsistencia.

Una educación crítica, liberadora, es la que aspira a conquistar la hegemonía mediante el consenso, mediante prácticas efectivas, y no mediante la coerción ideológica. Debe abarcar todas las disciplinas escolares, desde las ciencias exactas hasta la educación física, superando las relaciones fundadas en la economía del intercambio en aras de una economía solidaria, cuya base sea la cooperación.

Todos sabemos que las relaciones mercantilistas influyen en las concepciones de quienes las adoptan o se dejan regir por ellas. Para citar solo algunos ejemplos, esas relaciones acentúan el individualismo e inciden sobre los mecanismos de relacionamiento en el trabajo, la física moderna, la biología darwinista de la sección natural, etc. Ni siquiera la concepción mecanicista del marxismo, que profesaba la fe en un “irrefrenable determinismo histórico” logró escapar de su influencia. Es eso lo que índuce a los educandos a creer que el mercado obedece a una “ley natural”, y que fuera de él no hay alternativa… Es eso lo que nos lleva, literalmente, a torturar a la naturaleza para que nos suministre sus frutos cuanto antes.

Por tanto, debemos preguntarnos, ¿para qué sirve la educación? ¿Para adaptar a los educandos al status quo? ¿Para transmitir el patrimonio cultural de la humanidad como si fuera el resultado de la acción intrépida de héroes y genios? ¿Para formar mano de obra calificada para el mercado de trabajo? ¿Para adiestrar individuos competitivos?

Una educación crítica y solidaria engloba a todos los actores de la institución escolar: los alumnos, los profesores, los funcionarios y las familias de todos ellos. Y trasciende los muros de la escuela para vincularse participativamente con el barrio, la ciudad, el país y el mundo. Las puertas de la escuela permanecen abiertas a los movimientos sociales, los actores políticos, los artistas, los trabajadores. Y la óptica de su proceso pedagógico enfatiza esta verdad que la lógica mercantilista intenta encubrir: los fundamentos de la evolución de la naturaleza y de la historia de la humanidad están mucho más centrados en la cooperación, en la solidaridad, que en la selección natural, la competitividad y la exclusión.

Una educación crítica y cooperativa es deliberadamente contrahegemónica, y procura ubicar el destino de sus educandos en el destino global de la humanidad. El valor de la escuela se evalúa por su capacidad para insertar a los educandos y los educadores en prácticas sociales cooperativas y liberadoras. Por eso es indispensable que la escuela tenga claridad acerca de su proyecto político pedagógico, en torno al cual debe prevalecer el consenso de sus educadores. Sin esa perspectiva, la escuela corre el peligro de convertirse en rehén de la camisa de fuerza de su currículo, como un mero aparato burocrático de reproducción bancaria del saber.

Si queremos atrevernos a reinventar el futuro, debemos comenzar por revolucionar la escuela, transformándola en un espacio cooperativo en el cual convivan la formación intelectual, científica y artística; la formación de conciencia crítica; la formación de protagonistas sociales éticamente comprometidos con los desafíos de construir otros mundos posibles, fundados en la compartición de  los bienes de la Tierra y los frutos del trabajo humano.

Traducción de Esther Perez

Frei Betto es escritor y asesor de movimientos sociales, autor de “Fidel y la Religión”, “La Mosca Azul” (ambos publicados por Ocean Sur) y “Esa escuela llamada vida” (con Paulo Freire y Ricardo Kotscho), entre otros libros.

Miércoles 28 reinicia transmisiones programa “Frecuencia Universitaria”

Con sus secciones Protagonismo Estudiantil, Poder Comunal, Efemérides y ¿Con qué se come eso?, este miércoles 28 de enero reinicia sus transmisiones semanales, desde las tres y hasta las cuatro de la tarde, el programa de la Coordinación General de Servicio Comunitario “Frecuencia Universitaria” por Radio Unellez 91.3 fm, bajo la conducción del abogado Edgar Montilla y el licenciado Cristian Pérez.

   En este sentido, los productores y moderadores del espacio radial recordaron que “Frecuencia Universitaria” nació como parte de la política comunicacional emprendida por la Coordinación General, brindando un espacio de expresión para los prestadores de servicio comunitario de la Unellez, informando a los barineses sobre el desarrollo de las actividades de extensión vinculadas a la comunidad  que desde la Universidad que Siembra se llevan, recordando fechas importantes tanto a nivel nacional y regional como para la institución y el servicio comunitario, ofreciendo una descripción teórica, práctica y operativa de cada proyecto comunitario.

   Por último, Montilla y Pérez invitaron a la comunidad universitaria a sintonizar las emisiones de “Frecuencia Universitaria”,  donde semanalmente estarán ofreciendo informando relevante de la Coordinación General de Servicio Comunitario, añadiendo que también se encuentra a disposición de los usuarios las redes sociales Twitter (scomunitario) y Facebook, así como el portal Web http://serviciocomunitario.unellez.edu.ve/.

 

Abog. Edgar Montilla, Licda. María V. Parra y el licdo. Cristian Pérez

 

Unellez y comuna Campo Industrial Unellez fortalecen vínculos de cooperación

 Para propiciar el intercambio de saberes y el desarrollo de proyectos de cooperación entre la Unellez y la comuna Campo Industrial Unellez, se reunieron representantes de ambas organizaciones para la firma de una carta de intención que oriente los vínculos entre la universidad y la comuna.

     Este acuerdo preliminar, suscrito el 22 de octubre de 2014, tiene como beneficiarios 41 consejos comunales que hacen vida en la mencionada comuna Campo Industrial Unellez, así como organizaciones sociales y comités; y es el instrumento base para el desarrollo de un convenio que en el futuro inmediato contemple aspectos específicos del compromiso de apoyo.

     Esta acción se enmarca en el proceso de transformación que mantiene la Unellez en aras de democratizar los saberes y fomentar la inclusión y el desarrollo socioeconómico y cultural en la región.

     En el acuerdo, la Unellez estuvo representada por su vicerrector académico, Pedro Luis González; acompañado por la coordinadora de Servicio Comunitario del  VPDS, María Virginia Parra; la Unidad Socioadministrativa (Cristian Pérez) y por  la coordinadora de Servicio Comunitario de Ciencias Sociales, Laura Mancilla.  Por su parte, la comuna Campo Industrial Unellez estuvo representada por los señores Clemente García y Elba Marquina.

Nirvana

Posted by cristianp on Diciembre 9, 2009 under General

Articulos de opinion publicados en el diario de circulacion regional De Frente.

Servicio Comunitario

Posted by cristianp on Diciembre 9, 2009 under General

¡Hola, mundo!

Posted by cristianp on Diciembre 9, 2009 under General

Bienvenido a Blogs.unellez.edu.ve. Este es tu primer post. Editalo o Borralo segun tu criterio.